DIALOGAR CON MIS AMIGOS

 
 
 
Si alguien te ruega que lo hospedes en tu aposento, ¿Por qué negar tal receptividad?  Será que la vanidad te niega el ceder esa oportunidad a tu projimo… Acuérdate que la vida da diferentes giros y existen circunstancias donde todo no es del mismo color… Cuando ese alguien haya puesto la huella de humildad en tu propiedad, bríndale  el mejor servicio de tu vida, si es posible atiéndelo como un nuevo rey en su trono; tal vez él no tenga para pagarte la forma como lo has atendido. Dios te pagará el doble por la obra que has hecho.
 
 
 
 
 
Esta entrada fue publicada en Organizaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s