CARTA DE UN HIJO A LOS PADRES -ANONIMO


*  No me dés
todo lo que te pida. A veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo
tomar.

*  No me grites.
Te respeto menos cuando lo haces, y me enseñas a gritar a
también, y yo no quiero hacerlo.

*  No des siempre
órdenes. Si en vez de órdenes, a veces me pidieras las
cosas, yo lo
haría más rápido y con más gusto.

*  Cumple las
promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio dámelo; pero
también si es castigo.

*  No me compares
con nadie, especialmente con mi hermano o hermana. Si tú me haces
lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir; y sí me haces lucir
p
eor que los demás, seré yo quien sufra.

*  No cambies de
opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer; decídete y mantén
esa decisión.

* Déjame valerme
por mí mismo. Si tu haces todo por mí, yo nunca podré aprender.

* No digas
mentiras delante de mí ni me pidas que las diga por ti, aunque sea
para sacarte de un apuro. Me haces sentir mal y perder la fe en lo
que me dices.

* Cuando yo hago
algo malo no me exijas que te diga por qué lo hice.  A veces ni
yo mismo lo sé.

* Cuando estés
equivocado en algo admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de
ti. Y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.

* Trátame con la
misma amabilidad y cordialidad con que tratas a tus amigos; ya que
porque seamos familia eso no quiere decir que no podamos ser amigos
también.

* No me digas que
haga una cosa y tú no la haces. Yo aprenderé y haré siemp
re lo que
tú hagas, aunque no lo digas; pero nunca haré lo que tú digas y no
hagas.

* Cuando te
cuente un problema mío no me digas "No tengo tiempo para
tonterías" o "eso no tiene importancia".

* Trata de
comprenderme y ayudarme.

* Y quiéreme y
dímelo. A mí me gusta oírtelo dec
ir, aunque tú no lo creas
necesario decírmelo.

* Abrázame,
necesito sentirte mi amigo, mi compañero a toda hora. 

¿Qué
es Dios?

He
visto una madre junto a la cuna; por eso sé lo que es el amor.


He
mirado a los ojos de un niño; por eso sé lo que es la fe.

He
observado a un arco iris; por eso sé lo que es la belleza.

He
sentido los golpes del mar; por eso sé lo que es el poder. 

He
sembrado un árbol; por eso sé lo que es la esperanza.

He
oído un pájaro silvestre cantar; por eso sé lo que es la
libertad.

He visto una oruga abrirse a la vida; por eso sé lo
que son los misterios.

He perdido a un amigo; por eso sé lo
que es la tristeza.
 
He peleado y matado en la guerra;
por eso sé lo que es el infierno.

He visto el cielo lleno de
estrellas; por eso sé lo que es el infinito.

He visto y
sentido todas estas cosas; por eso sé lo que es Dios.

¿Quién
es un verdadero amigo?

¿Quién es un
verdadero amigo?:

En un frente de
batalla, en la guerra, un soldado le dice a su Teniente:
-Mi amigo
no ha regresado del campo de batalla Señor. Solicito permiso para ir
a buscarlo.
-Permiso denegado -replicó el oficial- No quiero que
arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente ha muerto.
El
soldado haciendo caso omiso de la prohibición, salió, y una hora
más tarde regreso mortalmente herido, transportando el cadáver de
su amigo.
El oficial estaba furioso: ¡Ya le dije yo que había
muerto!!! ¿ Dígame, merecía la pena ir allá para traer un
cadáver? Y el soldado moribundo, respondió:
-Claro que sí
Señor. Cuando lo encontré, todavía estaba vivo y pudo decirme:-
¡"Estaba seguro que vendrías".
"Un Amigo es aquel
que llega, cuando todo el mundo se ha ido"

DIOS
ESTÁ HABLANDO CONTIGO!!!

(canto Indígena –
Traducida y adaptada del Libro By San Etioy)

Un
hombre susurró: Dios habla conmigo.

Y
un ruiseñor comenzó a cantar

Pero
el hombre no oyó.

¡Entonces
el hombre repitió

Dios,
habla conmigo 

Y
el eco de un trueno, se oyó

Más
el hombre fue incapaz de oír.

El
hombre miró enrededor y dijo:

Dios,
déjame verte

Y
una estrella brillo en el cielo

Pero
el hombre no la vio.

El
hombre comenzó a gritar:

Dios,
muéstrame un milagro

Y
un niño nació

Mas
el hombre no sintió el latir de la vida.

AMISTAD,
NOBLE SENTIMIENTO

La Amistad es uno de
los sentimientos más nobles, más dignos y elevados de la humanidad.
Es una forma de expresión del Amor que reina en el corazón de los
seres y que con empeño estimula el Leonismo. Nos recuerda aquella
sublime enseñanza que nos dejó Jesús, el gran León de Galilea,
aquel que vino a Servir y no a ser servido, cuando nos dijo: "Amaos
los unos a los otros".

La Amistad es un elemento
fundamental y la base del accionar del Leonismo. Es de tanta
trascendencia que este concepto lo encontramos en los cimientos de
nuestra Asociación, en nuestro Código de Etica, uno de cuyos versos
señala que debemos "Practicar la Amistad como un fin y no como
un medio", así como entre nuestros Objetivos, recordándonos
que debemos "Unir a los socios en vínculos de Amistad, buen
compañerismo y mutuo entendimiento". Es decir, que para que un
Club de Leones se proyecte de manera efectiva hacia la comunidad
mediante actividades de Servicio, los Leones deben estar realmente
unidos por lazos de Amistad, a fin de sentir el Leonismo en lo más
íntimo de su ser. Sin Amistad no hay Leonismo.

El concepto
de Amistad es entonces de fundamental importancia en el quehacer
Leonístico. No debiera ser una tarea muy difícil, si consideramos
que los Clubes de Leones están integrados por hombres y mujeres de
buena voluntad, y de acuerdo con Cicerón "La Amistad puede
existir solamente entre buenos" La verdadera Amistad, claro
está.

La Amistad, además de proporcionar a quienes la
practican desinteresadamente, las mayores satisfacciones durante su
existencia, les da en cierta forma la inmortalidad, haciéndolos
vivir después de la muerte, en el recuerdo de quienes disfrutaron de
la misma.

En la antigüedad se representaba la Amistad como
una Diosa, con la figura de una joven que tenía la cabeza ceñida
con una corona de hojas de granado, con las palabras "Invierno y
Verano". Ella estaba ligeramente vestida con blanco ropaje que
dejaba descubierto el lado izquierdo del pecho, llevando en la falda
escritas en oro las palabras: "Vida y Muerte". Con la mano
derecha señalaba su corazón y unas palabras también en oro: "Cerca
y Lejos". Por último, con la mano izquierda empuñaba un
pequeño olmo seco, al que se enlazaba una vid.

Podemos
interpretar la representación de la Amistad con la figura de una
joven, para simbolizar que ella nunca debe envejecer, aún ante el
paso de los años, y que sus afectos deben ser siempre los mismos; su
ligera vestimenta expresa la franqueza sincera e ingenua, desprovista
de todo disfraz y disimulo, así como su blancura simboliza la
inocencia que debe acompañar siempre a la verdadera Amistad.

El
pecho izquierdo desnudo es el lugar donde está el corazón, que
nunca debe ocultarse a los amigos, el mismo que es señalado con la
mano derecha para demostrar la fuerza que lo impulsa, cuando quiere
dar a conocer sus sentimientos. La divisa: "Cerca y Lejos",
asegura que su corazón permanece siempre fiel a las personas que
ama, tanto si están cercanas como si se encuentran lejanas o
ausentes.

Tiene la cabeza descubierta para enseñarnos que un
buen amigo manifiesta abiertamente sus pensamientos, sin secretos. La
corona de flores de granado, ha sido siempre el emblema de la
perfecta Amistad, ya que su color no cambia nunca y expresa la
inmortalidad del sentimiento mutuo.

La divisa "Invierno
y Verano" indica que la Amistad es constante, tanto en la
desgracia como en la prosperidad, representadas por las dos
estaciones extremas. Finalmente, las dos palabras: "Vida y
Muerte" nos indican que la Amistad es siempre la misma, tanto en
vida como después de la muerte.

Así era como simbolizaban y
sentían la Amistad en la antigüedad. Cultivemos siempre este noble
sentimiento, mantengamos la Amistad entre los Leones siempre fresca y
alegre, cuidémosla con sinceridad, con la fuerza del corazón, tanto
en la cercanía como en la distancia, manifestándola abiertamente
con el pensamiento, con la palabra y sobre todo con nuestras
acciones, de manera constante a través del tiempo. No dejemos que
envejezcan aquellos hermosos conceptos y pensamientos sobre la
Amistad, abracémosla ahora y siempre de la manera más expresiva,
así como la lozana vid se abraza al olmo, aún después de seco.

Más recientemente, el Poeta Kahlil Gibran, nos recuerda que
"Vuestro amigo es la respuesta a vuestras necesidades. El es el
campo que plantáis con amor y cosecháis con agradecimiento. El es
vuestra mesa y vuestro hogar. Porque vosotros vais hacia él con
vuestra hambre y lo buscáis con sed de Paz. Cuando os separéis de
un amigo no sufráis. Porque lo que más amáis en él, se aclarará
en su ausencia, como la montaña es más clara desde el llano para el
montañés. Y no permitáis más propósito en la Amistad, que el
ahondamiento del espíritu. Y haced que lo mejor de vosotros sea para
vuestro amigo. Y en dulzura de la Amistad, dejad que haya risas y
placeres compartidos. Porque en el rocío de las cosas pequeñas, el
corazón encuentra su mañana y se refresca."

El
Presidente George Friedrichs nos decía: "Un amigo es alguien en
quien podemos confiar, una persona con la que podemos contar cuando
necesitamos ayuda, él es alguien con quien podemos compartir
nuestros pensamientos más íntimos y de quien podemos aprender. El
aprueba nuestro deseo de servir. Podemos esperar de él una crítica
honesta y su actitud es más profunda que la cordialidad. El valoriza
la Amistad como un tesoro personal. Es alguien a quien podemos
abrirle el corazón y quien pone su talento y su capacidad a nuestra
disposición en cualquier momento. Sí, semejante persona es un
amigo".

El Ex Presidente del Leonismo, Fernando Sobral
representó en su emblema, la esencia básica del Leonismo: Servicio
y Amistad, como dos gaviotas volando, una al lado de la otra, siempre
juntas, en armonía, sin hacerse sombra la una a la otra, libres en
el mundo de nuestros sueños, siempre en busca de nuevos horizontes.

Con todo lo dicho y recordado hasta aquí, amigo León que
lees estas líneas: ¿Sabes ya quién es tu amigo?

Tu amigo
es aquel que siendo leal y sincero, te comprende; el que te acepta
como eres y tiene fe en ti, el que sin envidia reconoce tus valores,
aquel que te estima y elogia sin adularte; el que te ayuda
desinteresadamente y no abusa de tu bondad; el que con sabios
consejos te ayuda a construir y pulir tu personalidad; el que goza
con las alegrías que llegan a tu corazón.

Tu amigo, es el
que sin penetrar en tu intimidad, trata de conocer tu dificultad para
ayudarte; el que sin herirte, te aclara lo que entendiste mal o te
saca del error; el que levanta tu ánimo cuando está caído; el que
con cuidados y atenciones quiere menguar el dolor de tu enfermedad;
el que te perdona con generosidad, olvidando tu ofensa. El que ve en
ti un ser humano con alegrías, esperanzas, debilidades y luchas.

Ese es el amigo verdadero. si lo descubres.. ¡¡ Consérvalo
como un tesoro !!
 
LA
ROSA

Como tratar a una
rosa.
Juan se sentía solo, volvía a su departamento, y el
silencio era el único que lo esperaba. Juan estaba triste, Juan
estaba solo, muy solo. Y Juan tuvo una brillante idea:
– Compañía,
eso lo que necesito, compañía. Y alegre se puso a pensar que tipo
de compañía.
De chico le habían dicho que lo ideal para
compañía era una rosa. También le habían advertido que las rosas
tenían espinas y que si uno no era cuidadoso, en vez de disfrutar el
placer de mirarlas, tocarlas y oler el perfume que emitían, podían
terminar lamentándose todo el día de que la rosa era mala, que cada
vez que uno se acercaba lo pinchaba a propósito con sus espinas, y
otras tantas advertencias del mismo género.

Pero para Juan el
riesgo valía la pena. Quería una rosa y salió a buscarla. Y cuando
uno busca mucho siempre encuentra lo que busca.
Así Juan salió
decidido a la calle y, oh casualidad, a la vuelta de la oficina donde
trabajaba la vio, estaba ahí delante de sus ojos, como había estado
ella durante meses esperándolo y mirándolo cada vez que él pasaba,
pero nunca se habían cruzado miradas. Pero esta vez Juan estaba
decidido a ser feliz y se acerco directamente a ella, tan
directamente que la hizo temblar.
Juan la miró, y quedó
totalmente embriagado y envuelto por su perfume. Juan estaba
enamorado. Luego de un rato de pleno éxtasis Juan se decidió. Dio
media vuelta y encaró al padre de la dama.
– ¿Cuánto cuesta?,
preguntó con voz firme.
– Veinte pesos, contestó el Vendedor de
Flores, sorprendido por la pregunta tan imprevista, pues ni siquiera
le había dicho buen día, y agregó ya recompuesto.
– Con diez
pesos más se lleva esta maceta hermosa, señalando una roja de
cerámica.
A los pocos minutos Juan salía feliz del negocio con
María, pues así le había puesto de nombre a la rosa. María salió
alegre a la calle, en los brazos de Juan y vestida con su hermoso
vestido de maceta roja.

Juan llegó a su casa,
puso a María en el mejor lugar, donde podía recibir la luz de la
mañana, luego guardó el comprobante de compra de la rosa y
finalmente se sentó a su lado. El resto de la tarde se deleitó
mirándola y sintiéndola.
Los primeros días fueron realmente una
"Luna de Miel".
A la noche Juan se llevaba a María al
dormitorio para tenerla al alcance de su mano.
La luna de miel
entre ellos duró poco.
Una noche Juan entre sueños acercó su
mano para acariciar a María y de pronto el dolor intenso y una gota
de sangre salió de su dedo índice. María, con sus espinas lo había
lastimado. Juan sintió que el dolor pasaba pero volvieron a su mente
las advertencias: cuidado con las rosas, cuando tu quieres brindarles
amor ellas te lastiman intencionalmente con sus espinas.

Al día siguiente Juan
se olvidó de ponerle agua en la maceta a la Rosa, también se olvidó
de ponerla al sol, y así hizo los siguientes tres días.
Fue el
sábado que Juan al entrar al dormitorio la vio.
María estaba
triste, sus pétalos que antes eran hermosos, estaban caídos sobre
la mesita de luz.
Su tierra reseca.
Juan sorprendido por la
actitud de María, buscó la factura de compra, pues tenía anotado
en teléfono del negocio de plantas y llamó para reclamar.
– ¿Qué
problema tiene con la planta que le vendí? preguntó el
vendedor.
-¿Qué no la riega, ni la pone al sol desde hace tres
días? preguntó el vendedor indignado.
Juan cortó, medio
disculpándose por su ignorancia y se puso a regar a la rosa, pero no
podía evitar recordar con bronca lo que ella le había hecho: lo
había lastimado cuando el se acercó, y seguramente lo había hecho
con intención.
Y comenzó a regarla hasta inundarla de agua,
mientras pensaba…
– Voy a inundarla bien, así no la riego por
siete días.
– Voy a dejarla al sol así no necesito moverla.
Y
luego Juan se fue a hacer otras cosas, sus cosas, las que eran
realmente importantes para él.
Y María siguió perdiendo
pétalos. Ya no emitía ningún perfume, ya no sentía la energía y
la palabra de Juan, y María se dejaba morir.

Pasaron otros tres
días y Juan fue a un cine solo. Durante la película vio una escena
que lo conmovió, y de pronto apareció la imagen de María ante sus
ojos con sus pétalos caídos. Juan sintió en el fondo de su ser que
María se moría de pena, y se dio cuenta que la amaba, que extrañaba
sus formas, su tersura, su perfume, y Juan salió a las corridas del
cine y volvió a su casa.
Encontró a María desfalleciente, la
tomó entre sus brazos, le sacó el agua en exceso de la maceta, y le
habló del amor que le tenía, durante toda la noche. A la mañana la
puso al sol, le agregó un poco de fertilizante, y así la cuidó en
su convalecencia que duró casi un mes.

Al mes María estaba
radiante y enamorada como siempre.
Y ese día Juan tomó el
comprobante de compra y rompiéndolo en mil pedacitos le dijo a
María
– Alguna vez creí, equivocadamente, que porque te había
comprado y puesto el comprobante de compra bajo la maceta podía
decirte – " soy tu dueño, y no te riego".
– Hoy me doy
cuenta que nuestra relación se sustenta en cambio en el amor diario
que nos podamos dar, en que yo te riegue todos los días con mi amor,
mientras tu me llenas con tu hermoso perfume, tu tersura, tu compañía
y y tu hermoso perfume.
Que todos los cuidados que yo te haya
dispensado en el pasado, vivirán siempre como un maravilloso
recuerdo, pero que no son suficientes para el día de hoy.
Y que a
partir del día de hoy, para poder disfrutarte te seguiré regando
día tras día.
Y además tendré presente que si me encuentro
con tus espinas puede ser, que parte de la culpa sea mía por no
saber acercarme a ti.

Autor: Dr.
Dino Ricardo Deon
Extraído del libro "Los cuentos de Dino"

EL
DOLOR ES UN MAESTRO

El
dolor en sí mismo no es un mal que tengamos que evitar a toda
costa.
El dolor es un maestro que nos puede enseñar muchas
cosas.
El dolor nos instruye, nos dice que cambiemos, que dejemos
de hacer una cosa y emprendamos otra,
que dejemos de pensar en
cierta forma y empecemos a pensar en forma diferente.

 

Y
cuando nos negamos a escuchar al dolor y a sus enseñanzas, lo único
que nos queda es convertirnos en escapistas.
Efectivamente, lo que
decimos es:
  no voy a escuchar,
  no voy a
aprender,
  no voy a cambiar.

Las personas abiertas y
que van creciendo no toman a regañadientes la pedagogía del dolor y
buscan el cambio.

Intentan
respuestas y correcciones adecuadas.

Los otros no escuchan las
enseñanzas del dolor.
Se contentan con establecerse y vivir con
el 10 % de su potencial humano. Se contentan con morir,
sin haber
realmente vivido.

Mediante las verdaderas y permanentes
relaciones del amor, podemos recobrar la aceptación de nosotros
mismos, la realización de lo que valemos.
Si poseemos estas dos
cualidades, todo lo demás se irá desplazando en dirección del
crecimiento, por el sendero de la paz.

Cuando faltan el amor y
el sentido del valor personal, lo único que queda es una existencia
parcial.
Y así solo podremos lograr una fracción de lo que
pudimos haber logrado y sido.

Aprendamos
del dolor.

Algo
para  aprender…

He aprendido… que
cuando estás  enamorado, se nota… 

He
aprendido… que una persona diciéndome, "Me alegraste el 
día"… alegra mi día. 

He aprendido… que
siempre puedo orar por alguien, cuando no  tengo otro modo de
ayudarlo. 

He aprendido… que no importa que tan serio
requiera la vida  que seas, todos necesitamos un amigo con el
que podamos reir a carcajadas. 

He aprendido… que
algunas veces, todo lo que una persona  necesita, es una mano
que sostener y un corazón que entender. 

He aprendido…
que la vida es como una espiral. Mientras más  se acerca al
final, más rápido camina. 

He aprendido… que el
dinero no compra la clase. 

He aprendido… que esas
pequeñas cosas que pasan diariamente,  son las que hacen la
vida espectacular. 

He aprendido… que debajo del duro
escudo de las personas, hay  alguien que quiere ser apreciado y
amado. 

He aprendido… que Dios no hizo todo en un solo
día… que me  hace pensar que yo puedo? 

He
aprendido… que ignorar lo hecho… no cambia los hechos. 

He
aprendido… que es el amor, no el tiempo… el que cura  todas
las heridas. 

He aprendido… que cada persona a la que
conoces, merece ser  obsequiada con una sonrisa. 

He
aprendido… que nadie es perfecto… hasta que te enamoras  de
alguien. 

He aprendido… que las oportunidades nunca se
pierden, alguien  más tomara aquella que tu dejaste pasar. 

He
aprendido… que uno debe decir palabras suaves y tiernas, 
porque más adelante puedes tener que tragártelas. 

He
aprendido… que una sonrisa, es la manera más barata de  lucir
mucho mejor… 

He aprendido… que no puedo elegir cómo
me siento, pero puedo  elegir que hago con respecto a eso. 

He
aprendido… que todos quieren estar en la cima de la  montaña,
pero que toda la felicidad y experiencias agradables, suceden
mientras  se escala hacia ella. 

He aprendido …
que estamos rodeados de muy buenas amistades,  que hay que
cultivarlas y nunca dejarlas morir!!! 

LA FELICIDAD ES UN
TRAYECTO, NO UN DESTINO! 
"El
Perdón: Camino de Sabiduría y Felicidad"

El perdón no es un
simple mecanismo para liberar de culpa a quien nos ofendió, el
perdón es un mecanismo para que yo sea libre de la amargura que dejó
esa acción en mi corazón. Yo puedo decidir perdonar a alguien, que
no está arrepentido de verdad de haberme dañado, por que mi
intención al perdonar, no es que esa persona quede libre de culpa,
si no que yo quede libre en mi interior, que yo tenga paz, que yo
pueda vivr bien, que haya desatado la amarra que me tenía detenido
en el puerto.

Es muy importante saber, que el perdón no exime
de culpa al ofensor, sino que libera al ofendido. Usted y yo
necesitamos decidir perdonar, para ser libres de las heridas del
alma.

He escuchado muchas veces la frase: "yo perdono,
pero no olvido", y pensamos seriamente que si no olvidamos, es
debido principalmente a que realmente no hemos olvidado, pero esto
también es un error, el perdón no implica nunca que olvidemos todo,
el perdón no produce amnesia, no es indispensable que olvidemos para
perdonar, puedo perdonar y estar consciente del daño que se me hizo,
pero he decidido que ya no me va a afectar nunca más en mi
vida.

Hay un punto muy importante es que podemos decidir
perdonar, tomamos la decisión de ya no traer al presente las cosas
pasadas, incluso nos mantenemos firmes en la decisión de no
criticar, ni agredir a la persona que nos ofendió. Sin embargo, no
podemos decidir dejar de sentir. Si usted quiere de verdad, que se
vaya lejos lo que siente, no depende exclusivamente de usted, pero no
es imposible dejar de sentir.

Cuando usted decida perdonar de
una vez a alguien, es indispensable que lo confiese con su boca, no
piense en el perdón, hable el perdón, no importa que usted esté
sólo, quizás va en su cómodo automóvil escuchando música y
piense: "si yo necesito perdonar, yo debo perdonar, yo quiero
ser libre de la culpa que otra persona me hizo a mí en su momento",
pero no es suficiente que usted lo piense, hay que confesarlo con su
boca, aunque usted esté sólo en un lugar, que salga de su boca
libremente, hay una marcada diferencia inmensa entre pensarlo y
hablarlo; con nuestra boca tenemos el poder para la vida y poder para
la muerte, poder para atar y poder para desatar. ¡Confiéselo!,
cuando lo hablan, sienta esa libertad, ese peso extra que se va, tal
vez acompañado de lágrimas, tal vez acompañado de tristeza y de
llanto, pero finalmente un ser libre.

Los pasos principales
para perdonar a alguien son los siguientes, a saber:

a..
Identifique plenamente la herida específica que le hicieron, y la
persona que se lo hizo.
b.. Decida perdonarla a pesar de lo que
siente en su corazón.
c.. Confiese con su boca ese perdón aunque
usted esté sólo, no tiene que ir a decírselo a aquella persona; lo
puede hacer usted en la privacidad donde se encuentre en ese
momento.
d.. Yo podría ir y decirle a alguien: "te perdono
por esto y aquello", y aquella persona decir: "pues mira si
te lo puedo volver a hacer lo repito otra vez".
e.. Recuerde
que el perdón no es para liberar de culpa al otro, sino para que yo
sea libre de las heridas del alma.
f.. Acérquese a Dios y dígale
desde el fondo de su alma: "Señor, yo decido perdonar, quítame
lo que siento, borra de mi corazón estas heridas, dame un corazón
nuevo, te entrego el mío, ven a mi vida Jesucristo a ti te
lastimaron profundamente, a ti te dañaron y te atreviste a decir a
tu padre: "perdónalos por que no saben lo que hacen",
¡Señor, yo te digo hoy perdona a tal persona, por que me lastimó
profundamente, y llévate de mi corazón este amargo sentimiento!,
"yo hago mi parte, tu haz la tuya".
También nosotros
hemos lastimado a mucha gente, con intención ó sin ella, hemos
herido profundamente el alma de nuestros seres queridos; hay que
pedirles perdón. Las situaciones que recordamos en las que estamos
conscientes que los hemos ofendido, necesitamos anotarlas, y debemos
decirles: "perdóname".

Si usted no puede ir haga
uso de una llamada telefónica, de una carta, de un correo
electrónico ó de una tarjeta de disculpa, y dígale desde dentro de
su corazón: "yo te lastimé en aquella ocasión, con esto y con
está otra situación, te pido de corazón que me perdones", si
la persona lo perdona ó no ese no es problema suyo, usted ya es
libre de ese nudo, que lo tenía amarrado en su corazón. Usted y yo
no podemos decidir que los demás desaten sus propios nudos.

El
perdón es un mecanismo para que nuestro corazón sane de las
heridas, para que nuestra alma brille, para que nuestra vida vaya en
aumento, para que usted y yo podamos desarrollar este potencial que
poseemos y que nadie nos puede quitar nunca.

PALABRAS
DE MI MADRE

Ven para acá, me dijo
dulcemente mi madre cierto día.
(Aún parece que escucho en el
ambiente de su voz la dulce melodía)

– Ven y dime qué
causas tan extrañas te arrancan esa lágrima, hijo mío, que cuelga
de tus trémulas pestañas como gota cuajada de rocío.

Tú tienes una pena y
me la ocultas; ¿no sabes que la madre más sencilla sabe leer en el
alma de sus hijos como tú en la cartilla?
¿Quieres que te
adivine lo que sientes? ven acá pilluelo, que con un par de besos en
la frente
disiparé las nubes de tu cielo.

Yo prorrumpí a
llorar. Nada le dije. – La causa de mis lágrimas ignoro, ¡ pero de
vez en cuando se me oprime el corazón y lloro !…

Ella inclinó la
frente pensativa, se turbó su pupila, y enjugando sus ojos y los
míos, me dijo más tranquila:
– Llama siempre a tu madre cuando
sufras, que vendrá; si está en el mundo, a compartir tus penas;
y
si no, a consolarte desde arriba.
Y lo hago así cuando la suerte
ruda, como hoy, perturba de mi hogar la calma, invoco el nombre de mi
madre amada, ¡ y entonces siento que se me ensancha el alma !

Qué
es un Papá??

Un
papá, lo que se llama papá, es un superhombre, porque puede
responder con prontitud una pregunta sobre Biología, seguida de una
de Matemáticas.

 

Es
un súper héroe que se disfraza de Superman y se desvela esperando
que sus hijos regresen de la fiesta.

Un
papá es una combinación extraña de razón y sentimientos, es el
que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí cuando es lo
conveniente.

 

Un
papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en
la noche cobijando cuerpitos fríos.

 

Es
el único de la casa que persigue un ratón hasta atraparlo, así se
muera de miedo por dentro.

 

Un
papá es un higo que parece duro por fuera y es puro dulce en su
interior, es un director de orquesta, es el constructor de un nido,
es el maestro de la escuela de la vida.

 

Los
papás tienen la billetera llena de fotos, de tarjetas, de teléfonos,
de citas, de compromisos, menos de dinero.

 

Un
papá tiene mucho de mamá aunque tenga cuerpo de hombre. Si hay que
cambiar pañales, los cambia, cuando el hijo llora, él es el
refugio, cuando el hijo ríe, él es la compañía.

 

Ser
papá es jugar en la vida el papel de rey, no de un reino; sino del
amor, la comprensión y la razón.


Autor
desconocido

LA
IMAGEN DE MAMÁ

A los 4 años:  
"¡Mi mamá puede hacer cualquier cosa!"

A
los 8  años: "¡Mi mamá sabe mucho!  ¡Muchísimo!"

A
los 12 años: "Mi mamá  realmente no lo sabe todo."

A
los 14 años:  "Naturalmente, mi madre no tiene ni idea
sobre esto"

A
los 16  años: "¿Mi madre? Pero ¿qué sabrá 
ella?"

A
los 18 años: "¿Esa vieja? ¡Pero si  se crió con los
dinosaurios!"

A
los 25 años:  "Bueno, puede que mamá sepa algo del
tema…"

A
los 35  años: "Antes de decidir, me gustaría saber la
opinión de mamá."

A
los 45 años:   "Seguro que mi madre me puede
orientar"

A
los 55  años: "Qué hubiera hecho mi madre en mi 
lugar?"

A
los 65 años: "¡Ojalá pudiera hablar de  esto con mi
mamá!"

DEBEMOS
APRENDER …

1.-Que
siempre existen tres enfoques en cada historia: mi verdad, tu verdad
y la verdad.

2.-
Que toma mucho tiempo llegar a ser la persona que deseo ser.

3.-
Que es más fácil reaccionar que pensar.

4.-
Que podemos hacer mucho más cosas de las que creemos poder hacer.

5.-
Que no importan nuestras circunstancias, lo importante es como
interpretamos nuestras circunstancias.

6.-
Que no podemos forzar a una persona a amarnos, únicamente podemos
ser alguien que ama. El resto depende de los demás.

7.-
Que requiere años desarrollar la confianza y un segundo destruirla.

8.-
Que dos personas pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente
diferente.

9.-
Que las personas honestas tienen más éxito al paso del tiempo.

10.-
Que podemos escribir o hablar de nuestros sentimientos, para aliviar
mucho dolor.

11.-
Que no importa qué tan lejos he estado de Dios, siempre me vuelve a
recibir.

12.-
Que todos somos responsables de nuestros actos.

13.-
Que existen personas que me quieren mucho, pero no saben expresarlo.

14.-
Que a veces las personas que menos esperamos, son las primeras en
apoyarte en los momentos más difíciles.

15.-
Que la madurez tiene que ver más con la experiencia que hemos
vivido, y no tanto con los años que hemos cumplido.

16.-
Que hay dos días de cada semana por los que no debemos de
preocuparnos: ayer y mañana.   El único momento valioso
es ahora.

17.-
Que aunque quiera mucho a la gente, algunas personas no me devolverán
ese amor.

18.-
Que no debo competir contra lo mejor de otros, sino a competir con lo
mejor de mí.

19.-
Que puedo hacer algo por impulso y arrepentirme el resto de mi vida.

20.-
Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente.

21.-
Que si no controlo mi actitud, ésta me controlará a mí.

22.-
Que no hay que decirle nunca a un niño que sus sueños son
ridículos, ¿qué tal si me cree?

23.-
Que no debemos nunca juzgar a los hijos por sus errores que como
padres cometimos cuando éramos jóvenes.

24.-
Que es más importante que me perdone a mí mismo a que otros que me
perdonen.

25.-
Que no importa si mi corazón está herido, el mundo sigue girando.

26.-
Que la violencia atrae más violencia.

27.-
Que la crítica atrae más discusión y puede llegar a la confusión.

28.-
Que decir una verdad a medias es peor que una mentira.

29.-
Que las personas  que critican a los demás, también me
criticarán cuando tengan la oportunidad.

30.-
Que es difícil ser positivo cuando estoy cansado.

31.-
Que hay mucha diferencia entre la perfección y la excelencia.

32.-
Que los políticos hablan igual en todos los idiomas.

33.-
Que al final de la vida me doy cuenta que las únicas cosas que
valieron la pena son: mi familia,  mi fe, un grupo muy selecto
de amigos y unas experiencias que me dieron crecimiento personal.

34.-
Que es mucho mejor expresar mis sentimientos, que guardarlos dentro
de mí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Organizaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s