Escenarios de un diàlogo

¡Caramba! Culmina la comedia en escenas espectaculares, sugiero que nieguen cerrar el telón ante la épica sentimental. Celebro efusivo con mis amigos el canto amazónico que se destina por soberanías sin fronteras, festejen con la madre que concibe al hijo transformado en el hombre  que cincela tareas y recursos de aprendizaje, del niño que estrecha la esperanza de fortalecer el gènero que representa. Mujer que amas apasionadamente sin condiciones, del árbol que asciende al cielo, mástil que retiene la bandera y el poeta preñado de ilusiones dibujadas en proezas factibles. Bienvenido sean a la comarca social ¡Torrencia de nubes rotas! Los invito a presenciar la policròmia del alba y la vértice cristalina, bautizando con reboso la  enunciación equitativa, sobre posar en el boscaje dialogando de bonanzas y fidelidad con los míos y los tuyos.

Diàlogo inmortal


Vivìr como columbrar el leve menester, venturosa esencia que aúpas nuestro tabloide vivencial, hoy al sutìl rostro amanece a cada fase entre reminiscencias desterradas. A un siendo minucioso e insuficiente  tal vez un breve tiempo para disfrutar y obtener metas alcanzadas en el trasbordo de la vida mas ante que aprendas a caminar a pie de forastero, conversarè tras la oscuridad como un indigente abocado al trineo mortal. Confieso lo evidente sin que se ignore el acecho cual merodea y niega en estorbar ante la sombra estrechando engaños, deslizar del cáliz y desde   el vicio arruyante, el lazo febril que estriba la làmina, nubarrones frágiles cuan aspira el aire ¿Por qué sustraes la rosa al devenir cegado? Al interpelar crónicas en lo monumental, esta vida humana cercena el cauce, saldré a recibir el cortejo fúnebre acariciando el gesto y epitafio escueto, al morir renaceré en la retentiva sensitiva.


Enigmas de un diàlogo

Como brillantez manchego de realzante fisura, avidez cual prosigue luctua. desliz mudo y sordo que moteja de elocuencia para el personaje hidalgante que recita al perijanero. Caminante ideólogo con arma artesanal que la espada designa en devoción quijotesca,   paisaje misionero palpante a guijaros del umbral ¡Quien adversa los mártires del bragado destino! Posee el ágape  defectuoso y cristalizado entre la palabra sabia el fruto consustancial, los gendarmes del enigma sideral en visaje cual suficiente moraleja donde se degradan los vicios encornosos ¡como lucero de Júpiter!  Seráfica criatura de los predios versátil y zona apabullante ante la cuneta fraterna del lodo y el ternero. Cuan árbol que esparces la herencia encendida, tapiz en el juglar del universo unificante del cordero hondo sembrador dorante y reticense, filantrópica tanto su fragancia, néctar en jazmin igual al vejamen que mara añajoso, numen que fue un idealista al futuro retornado nos oferente su cantiga augural, tal vez cometen al irradiar el alba en oculto conjuro que encontré suma ventura diseñando sendas para estampar el mensaje cristiano,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s