pIto

Apostemos a la uniòn

La grandeza de esta tierra sería que hubiera equidad entre los seres humanos que integran las naciones y conforman la cúspide del mundo entero.

¡Qué afectuoso es el compartir mutuamente con otros que mantienen la puerta abierta a la solidaridad, con los que necesitan una ayuda humanitaria!

Ha de saberse que en estos casos hay individualidad, parece que a veces sintiéramos incapacidad en socorrer a nuestros semejantes, tal vez por orgullo, vanidad o egoísmoestos defectos nos llevan a la senda de superioridad, actuando bajo el dominio del perjuicio.

Superemos los intérvalos temperamentales, abatiendo nuestro espíritu con mucha hermandad hacia cualquier persona que se allegue a nuestra presencia.

Aunar cordialidad por el trato con los demás, recordemos estar siempre al servicio por lo que a otros les pueda suceder, porque no precisamos cuando oportunamente se nos urge algún auxilio a favor nuestro.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s